El recorrido de Australia

Con un poco de retraso, debido a los diversos bloqueos en China, os dejamos el video que resume nuestro paso por Australia.

Trucos para viajar por Australia

Tras recorrer 14.887 km, gastar 2000€ en gasolina, frenos nuevos, mucho camping y hippismo, y 85 días, se ha terminado nuestra aventura Australiana.
Han sido tres meses intensos, variados y muy divertidos, donde hemos visto que éste continente no tiene nada que envidiar a cualquier paraíso tropical.

Como conclusión, dejamos unos cuantos trucos para disfrutar de la mejor manera de viajar por aquí:

Trucos para viajar por Australia

  • Sin duda, la mejor forma para disfrutar Australia es conduciendo uno mismo. Es la única forma de hacer el viaje a tu manera, parar donde quieras, y cubrir las inmensas distancias que separan todo. Las opciones son, desde comprar tu propio coche o campervan (furgoneta preparada para dormir dentro), o alquilarla. Ésta segunda opción puede salir más rentable si planeas viajar menos de un mes, pero para estancias más largas sin duda lo ideal es comprar un vehículo propio.
  • Si no os importa conducir vehículos viejos, es fácil conseguir un coche por 1000 o 1500$, o furgonetas desde 2000 hasta 5000$. En general recomiendan comprar marcas no europeas, ya que no aguantan bien el clima y las condiciones extremas australianas, siendo los coches japoneses y australianos los más polivalentes y resistentes. Antes de comprar el vehículo conviene chequear el estado de multas (se puede hacer online), y que mecánicamente esté bien. Las furgonetas viejas Toyota o (excepcionalmente) las Wolksvaguen Bus aguantan cualquier cosa, así que son buena opción. Eso si, hay que ser capaz de cruzar el Outback sin aire acondicionado ni dirección asistida!
    Los papeles son relativamente sencillos. Hay que cambiar la furgoneta de nombre, y probablemente renovar el REGO (El equivalente a la ITV), que puede costar alrededor de 400$ por 6 meses. Piden una dirección en Australia, así que lo más sencillo es registrarse en un camping y usar esa.
  • Si la idea es comprar una campervan o coche, tened en cuenta las estaciones y las temporadas: hay ciudades más de moda unos meses que otros, en base a sus temperaturas (monzón en Darwin, o invierno en Melbourne), y hay otras que son extremadamente populares durante el verano en Europa (como Sydney). Si en ese momento hay demasiada gente buscando furgoneta en una ciudad, el coste será mayor, mientras que si cuando la queráis vender estáis en fuera de temporada, quizás sea difícil conseguir un buen precio por ella. Hay que recordar también que es el hemisferio sur, asi que está todo al revés! Verano es invierno y primavera es otoño.
  • Lo mejor de comprar una furgoneta de este estilo (campervan), es que suelen venir preparadas para todo. En nuestro caso, teníamos un pequeño generador, tiendas de campaña, sillas y mesas de camping, una cocinilla, platos, sartenes y cazuelas, un alargador, set de herramientas… etc. Vamos, todo lo que se puede necesitar para vivir en la carretera. Incluidos los mapas de carreteras, la lonely planet y un libro imprescindible: “Camps 5 o Camps 6”, un listado de todos los sitios, campings y parkings de Australia, de pago y gratuitos, donde se puede pasar la noche, y los servicios que tienen (duchas, baños, etc…).
    Al tener una furgoneta de este estilo, puedes parar en prácticamente cualquier sitio que no tenga un cartel de “Camping NO”. Y después ducharse en alguna gasolinera o en la playa. La mayoría de estados tienen paradas de descanso muy bien preparadas, algunas incluso con agua caliente. La guía Camps 5 es ideal para organizarse el viaje y saber dónde parar.
  • El mayor coste en Australia es la gasolina. Nosotros “quemamos” 2000€ en conducir casi 15.000km. Vamos, al carajo nuestra huella de CO2! Por tanto es importante mirar el consumo del vehículo a comprar o alquilar.

  • Australia es grande, MUY grande. Las distancias son muy largas y hay muchas cosas para ver, pero también hay muchas horas que conducir por carreteras vacías. Así que es recomendable llevar el tanque de gasolina siempre lleno, y un pequeño tanque de emergencia por si acaso (no es extraño que algunas gasolineras estén varios días sin suministro), y garrafas de agua y comida por si acaso. Varios libros, música, y mucha, mucha paciencia.
  • Al planificar vuestra ruta considerad las estaciones y las épocas de lluvias: toda la zona norte es tropical y sufre los monzones, con abundantes carreteras que tienden a inundarse y ríos que se desbordan fácilmente. No es raro quedarse encerrado en algún pueblo en estas temporadas, y cuando los ríos se desbordan y se junta con la marea alta, Si! Salen los  cocodrilos!
  • Algunos de los mejores paraísos están escondidos, no aparecen en las guías y solo algunos locales los conocen. Así que si tenéis suficiente tiempo, es bueno coger los pequeños desvíos, ver cada lookout, y perderos entre los pueblos que NO aparecen en la Lonely Planet.
  • Tiempos de viaje: La ruta habitual suele ser Cairns – Melbourne pasando por Sydney, o al revés. 1 mes debería ser suficiente para atravesar toda la costa este, aunque con 60 días podréis ver más cosas y disfrutar más. Si queréis visitar Alice Springs y disfrutar del Outback, necesitaréis algunos días más para llegar hasta allí (o una mini excursión con vuelos internos). Y si queréis hacer la vuelta completa, pasando por Western Australia y el Northern Territory, entonces necesitaréis pasar más de 3 o 4 meses. La costa oeste tiene algunas de las mejores playas del mundo, un clima excepcional y vistas increíbles, mientras que en el sureste los acantilados ofrecen vistas geniales, y entre ellos se esconden playas con olas perfectas para los que les guste el surf.
  • Vino: Los españoles estamos muy bien acostumbrados a tener buen vino por poco precio, pero el australiano no tiene nada que desmerecer. Hay varias zonas que no hay que perderse: Margaret River en Western Australia, Barossa Valley en South Australia y Hunter Valley en New South Wales. Aparte de estas tres zonas, también hay viñedos en Victoria y Camberra. En todos ellos se pueden hacer catas gratuitas y comprar vino a precios competitivos. Una recomendación es comprar una caja para que dure los siguientes 12 días. Cenar con vino es un lujo que no nos permitíamos desde hacía mucho tiempo!
  • Algunas de las ciudades / pueblos más turísticos para backpackers son sitios de fiesta. Broome, Byron Bay, Airlie Beach, etc. No es fácil salirse del ambiente, sobre todo si el alojamiento es en hostales. Si buscáis fiesta con cerveza a 6 o 7$ estos serían vuestros sitio, pero si vuestro estilo es más relajado y os gusta disfrutar de la naturaleza, es mejor evitar estos lugares, y visitarlos solo para las actividades que os interesen.
  • Australia es muy caro, el alcohol es caro, y la comida también. Si viajáis con vuestro vehículo y cocina podréis ahorrar en costes, aunque el supermercado también pica bastante. El hecho de que ahora mismo la diferencia entre euro y dólar australiano sea muy pequeña no ayuda. Un presupuesto aceptable podría ser de unos 40€ por persona al día si ahorráis en costes de alojamiento pero hacéis camping en zonas de camping privadas. Este presupuesto puede subir a 50 o 60€ si hacéis muchas actividades como rafting, tours, o submarinismo.
    En nuestro caso, hemos gastado unos 5000€, 3 meses, dos personas, pero hemos tenido la suerte de vender la furgoneta sacándole algo de beneficio (Compramos a Roxanne en Perth por 2000$ + gastos de reparaciones, y la vendimos en Melbourne por 2700$).
  • Finalmente, a todos los que elijáis viajar con campervan o coche cruzando Australia por sitios remotos y poco habitados, tened en cuenta las comunicaciones (Telstra es la empresa de móviles con mejor cobertura en todo el territorio, vs. Vodafone, que tiene una cobertura mínima), si váis por carreteras sin asfaltar (en el centro del Outback) recomiendan llevar radio de alta frecuencia, y llevad siempre agua y comida abundantes.
    Unas nociones de mecánica tampoco os vendrán mal. Las condiciones son extremas, desde mucha humedad hasta calor extremo. Es importante revisar los niveles de agua, refrigerante y aceite casi cada día, y saber cambiar una bujía, limpiar los contactos, dónde están los fusibles, cambiar una rueda o cambiar el aceite. Los mecánicos en algunas zonas están muy lejos unos de otros, y una grua que nos remolque 200Km es MUY MUY caro.

Y esto han sido 3 meses por Australia!

¿Qué otros consejos o trucos se os ocurren?

Victoria, la última parada!

Victoria varias-1

Aunque dificil de creer, ya hemos llegado a la recta final de nuestro tour por Australia. Victoria,  y su capital Melbourne ha sido la última provincia que hemos visitado, y el lugar donde hemos vendido con mucha pena a Roxanne.

Al salir de New South Wales nos adentramos en un terreno montañoso, costas escarpadas y pueblecitos pesqueros muy bonitos. Una de las noches la pasamos en una zona de camping al lado de la playa en Seaspray, pueblo rodeado por un lado por lagos, y por el otro el mar, con su famosa “9 mile beach”, una playa de arena fina larguísima (9 millas).

Victoria varias-2

Nuestra visita a esta región coincidió con Semana Santa, así que tuvimos oportunidad de ver cómo los australianos pasan sus días de vacaciones (de repente todas las barbacoas de todos los parques estaban ocupadas!).

Fuimos rodeando la costa, nos saltamos Canberra porque todo el mundo nos había dicho que no valía la pena (y menos en Semana Santa, ya que estaría vacía), condujimos a través de Melbourne, y nos adentramos en la famosa Great Ocean Road, una carretera del estilo a las Costas del Garraf, solo que 10 veces más larga (más de 200km). Las vistas desde esta carretera y sus acantilados son espectaculares, aunque más impresionante aún es la visita a “Los 12 Apostoles”, 12 pináculos formados por la erosión de los acantilados. Las playas de esta zona son igualmente famosas por sus olas, ideales para surferos de todo el mundo que vienen a disfrutar y competir a Bells Beach.

Victoria varias-4

Tras la ruta por la costa, volvimos a Melbourne, donde vendimos a Roxanne el primer día (!!!), y ya sin coche hemos estado paseando por el centro, el río, sus callecitas centrales con bares y cafés, etc. Mucha gente califica a Melbourne como la Barcelona de Australia, y en un sentido muy laxo si podría tener cierto parecido por el ambiente, su multiculturalidad, los bares y cafés, y la oferta artística que la ciudad propone.

Nos quedan menos de 4 días ya, a punto de volar a Kuala Lumpur, después de haber recorrido más de 14.000Km por todo el continente Australiano.

No solo Sydney!

NSW varias -2

El estado de New South Wales (NSW) ha resultado tanto o más entretenido que Queensland. Es famoso por la cosmopolita ciudad de Sydney, pero ésta no es su única atracción.

Iniciamos nuestro tour en Byron Bay, una zona surfera y hippy por excelencia, aunque el concepto hippy lo han perdido un poco con sus precios astronómicos de las viviendas y sus tiendas boutique. Aquí Sergio tuvo la oportunidad de practicar de nuevo sus habilidades con la tabla de surf.

NSW varias -3

Y del surf pasamos al buceo en South West Rocks con su famosa “Fish Rock”, lugar de descanso de tiburones nodriza (bichos de entre 3 y 4m), donde buceamos nada menos que 4 veces, alrededor de la roca y a través de su cueva. Es un lugar altamente recomendado tanto para buceadores experimentados como novatos sin título -no hay muchos lugares en el mundo donde se pueda bucear con tantos de estos tiburones y en un estado tan manso! Además de bucear también visitamos el pueblo, con playitas bonitas, su icónico faro y la prisión conocida como “Gaol” (una mala transcripción de “Jail”).

NSW varias -5

De camino a Sydney nos desviamos hacia el emblemático Hunter Valley, zona vinícola con denominación de origen propia, famosa en toda Australia por su Semillón blanco. Además de los vinos, también catamos quesos (por fin encontramos quesos azules y de cabra en condiciones!) y chocolate!

Y por fin llegamos a la gran urbe, Sydney! Aquí pasamos una semana larga en casa de unos amigos, y visitamos la ciudad de arriba a abajo. Pasamos por su famosa Opera House, la Darling Harbour, recorrimos todo el business district (centro de negocios), fuimos hasta la famosa playa Bondi, caminamos por el camino costero hasta Coogee, y hasta cogimos un ferry al idílico y surfero suburbio de Manly, coincidiendo a la vuelta con la puesta de sol sobre la Opera y el Harbour bridge (el puente del puerto). Además de las visitas turísticas, también renovamos el pasaporte de Sergio, y celebramos mi cumpleaños con una cena impresionante en un restaurante japonés :)

NSW varias -7

Una parada obligatoria en esta región son las Blue Mountains, una cordillera que, según dicen, es 10 veces más antigua que el Gran Cañón del Colorado. Es famosa por sus valles frondosos de eucaliptos que desprenden un tipo de aceite en el aire que da al paisaje este color azulado (de ahí su nombre, “Montañas Azules”). Estuvimos en el pueblo central de esta región, Katoomba, acceso principal a los caminos del parque nacional y al famoso Echo Point, mirador desde donde se puede ver la formación rocosa de las “tres hermanas” (“3 sisters”).

NSW varias -8

Desde que dejamos las Blue Mountains hemos ido costeando en dirección a Melbourne, pasando por pueblecitos pesqueros y playas bonitas. Nos quedan apenas 2 semanas de viaje, ya se nos acaba la aventura australiana!

Buceando en South West Rocks

South West Rocks -1

Son las 8:30 de la mañana, hace ya unos 40 minutos que ha amanecido, y el barco empieza a rodear la bahía de South West Rocks, 500 kilómetros al norte de Sydney en Nueva Gales del Sur, Australia.

La vista es increíble, interminables playas, la antigua prisión encima de una de las colinas, y el majestuoso faro. Y tan solo 10 minutos después, tras pasar Green Island, llegamos a Fish Rock Island.

Fish Rock -4

Atacada por las corrientes frías del sur, y las cálidas del norte, Fish Rock es un auténtico parque de atracciones para todo tipo de fauna marina. No es solo una estación de limpieza, sino también una zona de caza para los tiburones nodriza oceánicos: unas auténticas moles de hasta 4 metros que impresionan al verlos, o los extraños Wobbegongs, una especie de tiburón atípica, esparcidos por todo el fondo marino, por no hablar de los miles de snappers, wrasses, el oportuno tiburón guitarra que pasea por las rocas, los meros (o cods, como los llaman en Australia) y por supuesto las tortugas.

Fish Rock -1Pero lo mejor de Fish Rock no es sólo el “Shark Gottor”, o los boomies alrededor del islote, sitios donde los tiburones descansan, sino su cueva de 150 metros que lo cruza transversalmente. Simon y Larry, divemasters e instructores del centro de buceo Fish Rock Dive Centre, nos muestran una pequeña abertura, la entrada del tunel a 24m, que nos lleva a una chimenea, y ahí se acaba la luz. Es común encontrarse alguna tortuga comiendo dentro, o algún pequeño tiburón dando una vuelta. Tras unos 50 metros mirando por cada agujero y grieta, descubriendo una cantidad ingente de langostas, la luz comienza a penetrar por la parte final de la cueva, y la visión es sencillamente espectacular. Estamos en la zona llamada “Bubble Cave” o cueva de burbujas. Miles de peces de todo tipo proyectan su sombra sobre la apertura de la cueva, y sobre ellos varios tiburones nodriza en contraste con la superficie. Esta zona se llama “El Acuario”, y no es para menos, ya que la concentración de fauna es simplemente espectacular. No hay palabras para describir la sensación de salir muy poco a poco de la cueva para encontrarse con todos los animales esperando fuera, el juego de luces y la sensación de salir de la cueva.

Fish Rock -1

“Fish Rock” se puede bucear de muchas formas distintas, y para todos los niveles. Si no se tiene nivel suficiente para cruzar la cueva entera, siempre se puede ver la parte del Aquarium (a 14 metros), o simplemente nadar alrededor de las rocas, dejándonos rodear por los tiburones y las tortugas.

A pesar de ser una de las mejores inmersiones de todo Australia, no mucha gente conoce este lugar. El público se queda con la idea de la gran barrera de coral, pero lugares como este dejan las inmersiones de Cairns en la nada.

Fish Rock -4¿Con quién bucear? El centro de confianza que recomendamos es Fish Rock Dive Centre. Con grupos reducidos, profesionalidad, y briefings amenos, didácticos y divertidos, podremos pasar un día espectacular. ¿Un día perfecto en South West Rocks? Fácil: Dos inmersiones por la mañana, una buena comida en la Horseshoe Beach, y luego un paseo por la ruta que nos lleva desde el faro hasta el jetty del pueblo, para terminar la jugada con una buena cena, y a dormir, porque al día siguiente, se bucea de nuevo!

Os dejamos un video que describe perfectamente la inmersión en Fish Rock, probablemente una de las mejores de todo el continente Australiano.