Cómo hacer dedo o Autoestop

Picture by Bobulix

El autoestop o “dedo” es un método de transporte que suele dar respeto, pero que en muchos sitios es no solo adecuado, sino recomendable, es el auto stop. O hitchhikkng en inglés. Se puede realizar con seguridad en muchos países y nos permite además de ahorrar dinero, conocer gente durante el trayecto. Tanto es así que en muchos países se ha convertido en un estándar entre backpackers para poder moverse de un sitio a otro cuando los recursos son limitados y se busca sensación de libertad.

Sin embargo, no nos tenemos que engañar. El autostop es cansado, requiere tiempo y esfuerzo. Implica tener que andar y moverse dentro de una ciudad y ser flexible a poder cambiar planes, pero si se hace correctamente puede tener muchas ventajas. Añadir cierta aleatoriedad al viaje hace que vivamos una aventura más interesante, y durante el trayecto probablemente podremos conocer todo tipo de personajes. Locales y turistas, que conviene conocer en profundidad.
Aquí van una serie de consejos, para que podáis disfrutar de esta aventura en vuestro siguiente viaje.
  • Colocación y posición: El lugar donde nos situamos es sumamente importante. Debemos situarnos siempre en las salidas de las ciudades, o entradas en autovías (pero no dentro de la misma), siempre en dirección hacia nuestro destino. Las salidas de gasolineras, cruces y otras paradas donde los coches bajan de velocidad son perfectos, siempre en zonas bien visibles y con espacio para frenar y parar con seguridad. Debemos evitar espacios como cambios de rasante, o lugares en el medio de la “nada” donde los coches pasarán a 120km/hora y ni se darán cuenta que estamos ahí.
  • Seguridad: estemos donde estemos siempre debemos elegir un lugar seguro tanto para nosotros como para el conductor. Nosotros deberemos estar en el arcén o en la cuneta, incluso si hay quitamiedos al otro lado del mismo. Si vamos andando, siempre por el lado contra los coches (Es decir, en España por la izquierda) y en el arcén o lo más apartado posible de la carretera. En Europa está prohibido ir andando por autovías y autopistas.
    Respecto al coche, debemos buscar una posición donde nosotros y nuestro cartel seamos bien visibles, y haya espacio para frenar y parar. Ningún coche va a parar si conduce a 120, y no hay sitio en el arcén para parar sin molestar al tráfico.
  • Cartel o indicadores: Aunque mucha gente no lo utiliza, y esto no es un problema en carreteras donde solo hay un posible destino, tener un cartel con tu destino final puede ayudar al conductor a saber si debe pararse o no. Quizá vuestro destino está de camino o puede hacer un desvío y os puede sugerir una ruta, en lugar de hacerle parar para nada. El cartel debe ser suficientemente visible y claro, por lo que se recomienda haceros con un buen rotulador y varios cartones suficientemente grandes para ir creando las distintas partes de la ruta.
  • Evitar la noche: Parece evidente, pero en la medida de lo posible hay que evitar la noche, tanto por seguridad como por que será mucho mas difícil que nos vean a nosotros y a nuestro destino. Además, a nadie le gusta quedarse perdido en el medio de la nada en un sitio donde nadie para.
  • Da conversación: Cada conductor tiene sus razones para parar a un autoestopista, pero en muchas ocasiones, además de por hacer un favor, es por tener conversación y conocer gente. No entres al coche y te quedes callado todo el trayecto. intenta conocer a tu conductor y habla con el o ella. Interésate por quién es y déjale que te cuente o cuéntale tu vida. Tampoco acapares la conversación y seas un “pesado”.
  • Conduce tu: En ocasiones, cuando el viaje es largo, el conductor nos puede proponer conducir a nosotros. Al conductor le ayudamos a descansar y nos ganaremos lo kilómetros. También podemos proponer pagar algo de dinero para gasolina, o pagar alguna comida o bebida. ¡Ojo, solo si el conductor nos lo propone!
  • Cantidad de viajeros: Una o dos personas suele ser lo ideal. Las chicas tienen más posibilidades de que las paren, y después las parejas. Más de tres personas, aunque complicado, es también viable. Por último, cuando se hace auto estop solo, hay que vigilar más con la seguridad personal, aunque por otra parte es más sencillo que alguien nos recoja.
  • Conoce el terreno: Antes de aventurarte a la carretera, es muy importante saber dónde te mueves. Un mapa de carreteras y de ciudades suele ser bastante importante para poder recalcular tu ruta. Además de buscar en internet los lugares donde es mas fácil colocarse, también debemos preguntar si hay zonas poco seguras que debamos evitar. En ocasiones nos dejarán en el medio de un cruce o una intersección donde debemos buscar otro ride. Planificar la ruta nos ayudará a evitar sorpresas o quedarnos en el medio de la nada. En ocasiones es mejor esperar al siguiente coche que nos pare y cuyo destino sea mas adecuado, que montarnos en la primera opción que veamos disponible. Algunos recursos: HitchWiki.
  • Se gracioso: Cuando nada funciona, a veces hay que conseguir que nos vean con mejores ojos. No es raro ver a algún autoestopista disfrazado, o con algún cartel que haga gracia, y consiga que te paren.
  • Dinero de emergencia: Pase lo que pase, siempre debemos tener suficiente dinero como para comprar un billete de tren o autobús. Si llevamos más de una o dos horas esperando probablemente es que estamos en el sitio incorrecto, o que hemos tenido mala suerte, y podemos pensar en hacer noche o buscar una alternativa

En definitiva. Es una experiencia que puede ser muy divertida, interesante y nos permite conocer gente. Pero también puede ser cansada y muy tediosa. Es independiente del nivel adquisitivo que tengas ya que es simplemente una experiencia distinta (aunque si viajes corto de dinero, te ayudará a ahorrar). Y por supuesto, por supuesto, nunca olvides tu toalla.

Deja un comentario