A las puertas de China

Nuestra ruta por China empezó en Hong Kong, parada obligatoria para hacer los visados y poder entrar en el continente.

Hong Kong es una ciudad que sorprende a primera vista, es asiática pero con rasgos muy británicos (por ej.los autobuses y tranvías son de dos plantas, al más puro estilo londinense). Y además están los rascacielos, todos apilotonados en un lado de la isla, con el Monte Victoria a sus espaldas.

Hong Kong se divide principalmente en 3 zonas:

La Hong Kong island, es la zona más rica a la vez que más cosmopolita; Fue la zona en la que se afincaron los colonos británicos. En la actualidad se pueden encontrar centros comerciales en cada esquina con todas las marcas de moda internacionales, además de joyerías y bancos. Es aquí donde la típica vida hongkongiana sucede, entre bancas de inversión y tiendas de lujo.

Kawloon, en la península, había sido tradicionalmente la zona “quiero y no puedo”. Toda la gente que no podía permitirse vivir en la isla, vivían en Kowloon. Sus calles estaban abarrotadas de tiendas baratas de fotografía y outlets de ropa. Pero como todo, Kawloon ha evolucionado, y se ha hecho su hueco en la sociedad Hongkongiana: su población es principalmente china, aunque en la actualidad hay mucho expatriado viviendo en esta zona, y sus tiendas empiezan a ser de diseño, todo el paseo marítimo ha sido tomado por tiendas Gucci, Cartier, etc., y en cada esquina se puede ver insignias Rolex y joyerías de lujo. Hasta el Sheraton ha puesto su ladrillo aquí.

Y los Nuevos Territorios, por detrás de Kawloon, son unas tierras que fueron cedidas a los británicos en un lease de 99 años para que se pudieran expandir, y finalmente cuando Hong Kong se independizó, estos terrirorios pasaron a formar parte de lo que es actualmente Hong Kong. Curiosamente durante la época de ocupación británica apenas se utilizaron estas tierras, ya que la gente tenía miedo de qué pasaría cuando acabara el lease de 99 años. Cuando finalmente fueron cedidas al nuevo estado de Hong Kong, la población ganó confianza y empezaron a construir.

Al visitante le sorprenderá la cantidad de luces y neones que hay por toda la ciudad, desde los múltiples carteles iluminados en las calles, hasta los edificios de la isla y Kawloon, con toda una coreografía de luces y color al más puro estilo Chino. Cada día a las 20h sucede un espectáculo de luces y sonido en la zona marítima de Kawloon, en la Avenue of the Stars (Avenida de las estrellas), donde los edificios de la isla se iluminan al son de la música. A nosotros nos gustó más las vistas al atardecer desde el Monte Victoria (The Peak), desde donde se puede observar toda la bahia.

Visitamos también el mercadillo nocturno de Temple St., en Kawloon, donde se puede encontrar una mezcla de productos artesanales asiáticos, junto con baratijas electrónicas chinas (linternillas, leds, ventiladores de mano, etc), ropa de marca y/o copias, y comida local.

Y tras este luminoso a la vez que consumista impass, nos adentramos en tierras Chinas! Próximas noticias desde Longyan, desde donde os explicaremos nuestras aventurillas por la provincia de Fujian.

3 Responses to “A las puertas de China”

  1. Alejandro Says:

    Es verdaderamente espectacular. Aunque actualmente es chino, ¿se sigue notando la influencia británica? o van volviendo al estilo de vida chino, (el chino que conocemos aquí, con todas sus limitaciones).
    Gracias por vuestras lecciones de “mundologia”. Son muy interesantes, y ya que no podemos verlo en primera persona, por lo menos que alguien que nos lo cuente.

  2. laura Says:

    Nos alegra que os gusten nuestros artículos :)

    La gente que vive en Hong Kong es muy internacional. Nos hemos dado cuenta que los Chinos tienen un sistema de niveles: el chino de Singapur se siente superior al Chino Malayo y quizás a la par con el Hongkongiano. Entre ellos existen estas rivalidades y competencia de quién es mejor, cuál de las ciudades es mejor.. En cualquier caso, todos ellos se sienten superiores al chino tradicional de China. Por tanto, el chino de Hong Kong está muy occidentalizado y es mucho más cosmopolita que sus vecinos, y sin intención de volver hacia atrás.

    Un ejemplo curioso: en todo Asia existe una obsesión importante con blanquear la piel, para determinar su status social y económico: si estás moreno significa que trabajas en el campo. Todos, excepto los Hongkongianos, que no tienen ningún problema en ponerse a tomar el sol! Hay diversidad de opiniones, porque en la ciudad también venden cremas blanqueadoras, al lado de aceites bronceadores y autobronceantes… .

    La influencia británica en la actualidad es sutil, ya que la ciudad está en constante transformación: más edificios nuevos y brillantes, más centros comerciales, tiendas nuevas en construcción… Quizás se nota más en las infraestructuras, como por ej. los Ding Ding (tranvías de dos plantas estilo bus de Londres), o los buses (igual estilo londinense), el tranvía para subir al Peak… etc. En cualquier caso, el estilo de HK es muy distinto al de las ciudades vecinas en tierra firme.

  3. Juan AMÍLCAR LADRON DE GUEVARA Says:

    Por lo relatado debe ser un país de muchas sorpresas.EL ADELANTO QUE DEBE EXISTIR EN AQUELLAS LATITUDES NO SÓLO DEBE SER CONSECUENCIA DE LA INFLUENCIA BRITÁNICA, SINO SOBRE TODAS LAS COSAS AL DESEO Y LA ACCIÓN TOMADA POR SUS GENERACIONES NUEVAS, EL DESEO DE SURGIR COMO UNA NACIÓN PRÓSPERA. DEBE SER UN EJEMPLO PARA AQUELLAS OTRAS NACIONES QUE VIVEN DEPENDIENTES DE PAÍSES DESARROLLADOS

Deja un comentario