Ponte guapa en Chiang Mai!

Chiang Mai (1 de 2)

Cada cierto tiempo es necesario hacer un corte en el pelo, y como estoy en Tailandia, pues ha tocado aquí!

Debo decir que aunque me encanta probar los servicios de estética, masajes etc. de cualquier lugar que visito, en más de una vez el tema del corte de pelo me ha salido un poco rana: una vez en Vietnam me lo dejaron demasiado corto, y me cortaron “flequillo”… Esto generalmente se debe no tanto a la profesionalidad del peluquero, sino a la capacidad de entendimiento del inglés que tenga! Es por eso que lo ideal es tirar por el lado conservador. Por suerte esta vez ha salido bien: pelo por encima del hombro, escalado, lo normal vaya!

Chiang Mai (2 de 2)Pero de una u otra forma, vivir la experiencia de “ir a la Pelu” en Asia, es particular a la vez que divertido: primero entras en la pelu, y todas las tailandesas te miran con curiosidad, y con una gran sonrisa. Una vez les has comunicado en inglés, con señas y con lo que se te ocurra, lo que quieres hacer con tu pelo, te pasan a lavar. Tenéis que saber que los asiáticos son más inteligentes que nosotros en cuanto a la técnica de lavado que utilizan: No te sientan en una silla y te retuercen la nuca clavándotela en la pica, hasta que por fin tu pelo cuelga sobre la pica, no! Aquí te tumban en un asiento-camilla, tu cabeza no cuelga, sino que permanece cómodamente en la parte final de la camilla, y tu pelo cae en la pica. Eso es confort!
Tras varias experiencias, se que en Asia en general y en Chiang Mai en particular, por alguna razón te lavan el pelo 3 veces! (no me queda claro para que tantas veces, me lavo el pelo cada día!). Eso sí, cada lavado lo realizan en condiciones, incluyendo cuero cabelludo, pelo y orejas (insisto 3 veces! Las orejas las tengo relucientes!). Pero no solo te frotan la cabeza, sino que además añaden toda una sesión de masaje por nuca y cabeza ( 3 veces, claro!). Finalmente te aplican el acondicionador, que en mi caso es muy necesario, debido a mis rizos, con un masajito de despedida. Que las peluqueras españolas me perdonen, pero esto es servicio! Que les costaría masajearte un poco la cabeza cuando te lavan? No es necesario que estén media hora, sólo que te laven la cabeza con cariño y un masajito!

Después de esta experiencia tan agradable para todos los sentidos, te sientan, te cortan el pelo como tu has elegido: generalmente utilizan el sistema de mirar en una o varias revistas el corte de pelo que te gusta. Eso es muy cómodo, cuando no sabes cómo explicar que quieres que te escalen el pelo, por ejemplo! La peluquera va cortando, va preguntando si está bien o más corto, y finalmente consigues el corte que querías :)

Lástima que estemos en temporada de lluvias, y el peinado liso se me haya ido al traste! Por todo lo demás, la experiencia valió la pena!

Deja un comentario