Eres lo que comes

Nuestra sociedad europea mira desde el otro lado del Atlántico a EEUU y se pregunta ¿Como puede llegar un tercio de la población americana a sufrir obesidad, con los riesgos de diabetes, problemas cardíacos y ciertos tipos de cáncer que ello conlleva?, ¿ y permitir obesidad en el 16% de la población infantil?, ¿En que basan su nutrición?.

Cuando nosotros llegamos, yo me hacía estas mismas preguntas, y observaba a la gente de San Francisco, que en general están en mejor forma que en el resto de grandes capitales. Y no entendía nada, porque aquí la gente hace deporte: hay una tradición de surf, senderismo y escalada importante. Pero una cosa parece no hacer balance con la otra. Y después de hablar con mucha gente, ver varios documentales ( ( Food Inc., o Fast Food Nation) y haber revisado productos del supermercado, he llegado a varias conclusiones:

Siempre había pensado que los americanos eran gordos porque comían grandes cantidades y todo frito. Esta situación sucede, pero no es la razón principal. La razón principal es la mala calidad de los alimentos en EEUU: su alimentación depende casi exclusivamente de 5 empresas que ejercen presión local y estatal (mediante lobbies), formando un oligopolio que gestiona y controla todas las fases de fabricación de los alimentos, creando productos muy baratos pero de muy baja calidad. Estas empresas son principalmente Singenta, Nidera, y Monsanto.

Estas empresas basan la alimentación estadounidense por un lado en el Maiz: del maiz se extrae principalmente pienso para el ganado, gasolinas bio diesel, y azúcar de baja calidad y alto en calorías, también llamado “high fructose corn syrup” (Jarabe de maíz alto en fructosa). Este tipo de azucares derivados del maiz se pueden encontrar en cualquier tipo de producto, como en pan, pasta, zumos, algunos yogures, bebidas en general, salsas, etc.

Y por otro lado, en la Soja Transgénica: un tipo de soja modificada genéticamente para que resista a los fertilizantes.

Además de esto, a nivel cárnico, ejercen excesiva presión sobre los ganaderos: las granjas, al convertirse en proveedores de estas empresas se tienen que adecuar a sus normas, que implican que los animales se alimenten del pienso de maiz, que crezcan en la oscuridad y en espacio reducido, y con una dosis extrema de hormonas y antibióticos.

Este sistema se ha creado con la finalidad de producir alimentos de muy baja calidad, pero muy baratos. Literalmente estas empresas eligen lo que la sociedad estadounidense come. La gente puede comprar 4kg de carne a 10$ (aprox 7,5€), o comer una familia entera en el McDonnalds por 10$.

Debido a esta mala alimentación, ha surgido un movimiento de agricultura orgánica, en el cual promueven el cultivo tradicional de frutas y verduras. Para poder sostener este sistema ( y ser independientes), necesitan subir precios. Es por ello que una rama de Brocoli cuesta 4$ (3€).

En general cualquier tipo de fruta o verdura es demasiado cara para una familia media americana. Por eso las familias no consumen una dieta equilibrada. Y todo esto lleva a una rueda sin fin en la cual los únicos perjudicados son la población. Los americanos son (en general) conscientes de este problema, pero verdaderamente resulta difícil mantener una buena alimentación sin convertirse en un psicópata de la “lectura de ingredientes” de cada uno de los productos, y sin dejarse la mitad del salario en comida orgánica.

Finalmente es una cuestión de opciones, la cual se puede resumir en “Eres lo que comes”!!!

Deja un comentario