Comprar billetes tren China

Todos aquellos que quieran darse una vuelta por China, se darán cuenta en seguida de que el país no es especialmente pequeño. Si bien está relativamente bien conectado por avión, esta opción es más cara y generalmente no tan conveniente.

Entrada al tren chinoEl tren sin embargo, ofrece ese romanticismo especial que además nos permite disfrutar de paisajes increibles. Por otra parte es una forma excelente de socializar e intentar comunicarnos con chinos que en ocasiones, seremos los primeros occidentales que vean!
Por otra parte, nos permite ir durmiendo tranquilamente mientras los kilómetros pasan a nuestro lado, llegando unas cuántas horas más tarde perfectamente descansados, si somos capaces de dormirnos en las condiciones que acontecen, claro.

Los trenes chinos no tienen nada que envidiar a los españoles. En general son relativamente modernos, rápidos y no tienen demasiados retrasos. Algunas clases son más convenientes que otras y por tanto, más cómodas pero más caras.

Estas son las opciones que tenemos generalmente (aunque varía en función de cada tren):

  • Standing: Esto quiere decir, “de pie”. Vamos, que no tienes asiento. Te puedes colocar en el pasillo, entre los pies de la gente, en los espacios entre vagones o en el baño (no muy recomendable). Es la opción más económica y algunos la utilizan incluso para trayectos de más de 10 horas. Algunos se llevan pequeñas sillas plegables, otros simplemente intentan hacerse hueco en los asientos. Depende cómo de lleno vaya el tren, puede ser una opción bastante fatídica. Imagináos el metro de vuestra ciudad grande favorita en hora punta, y en un trayecto de 8 horas. Los chinos lo compran o bien por ser la opción más barata, o porque no quedan más tickets de las otras clases.
  • Hard Seater: Son filas de 2 y 3 asientos respectivamente, con una pequeña mesa entre medias. Entre estos asientos es donde se colocan los que van de pié y es normal ver 6 personas sentadas en la fila de tres asientos. (En el único tren que cogimos nosotros en hard seater, una mujer embarazada tenía intención de estar 6 hroas de pié, asi que le hicimos un hueco). Tampoco es lo más cómodo del mundo, sobre todo si el tren va muy lleno, pero no está mal para trayectos cortos.
  • Soft seater: Son asientos un poco más decentes, estilo butaca, colocados de dos en dos. No está disponible en todos los trenes, generalmente solo en cortas distancias.
  • Hard sleeper: Las opciones cañeras por antonomasia. El método más común de viajar en china. Básicamente meten un montón de literas en grupos de tres en tres en el vagón. Sin compartimentos ni nada por el estilo. Hasta 66 plazas en cada vagón. La litera de abajo suele ser algo más cara, ya que en general es mucho más cómoda (te puedes sentar sin problemas, y tienes la mesa). Mientras que la superior es la más barata por el incordio de tener que subir, y tener el techo a medio palmo. Si cogemos un tren que ha empezado en otra ciudad, es posible que alguien haya usado nuestra cama antes, y no siempre cambian las sábanas (truco: Suelen guardarlas debajo de las primeras literas del vagón).
    Aunque suene muy mal, en realidad es relativamente cómodo y se puede conseguir dormir (imprescindible máscara y tapones para los oidos). No hay muchos lujos ni comodidades, pero cumple el objetivo.
  • Soft sleeper: Por un poco más de precio, podemos subir de clase al “soft sleeper”. Son cabinas con cuatro camas divididas en dos literas. La puerta se cierra y nos quedamos la mar de cómodos. Tenemos enchufes, un termo de agua y un poco más de intimidad. Las camas son un poquito más grande y hay más espacio por arriba.

En los dos casos de literas, el revisor nos cogerá nuestro ticket al principio del trayecto y nos dará a cambio una pequeña tarjeta que indica nuestra cama. Unos 15 o 20 minutos antes de nuestra parada, vendrá a cambiarnos el ticket de nuevo (y a despertarnos si estamos dormidos). Es importante no tirar el ticket, ya que en muchas estaciones lo piden para salir.

En el tren hay baños y grifos suficientes, aunque por la mañana se suele acabar el agua, y el estado del “squat toilet”, o baño de sentadilla, suele terminar bastante mal. Pasan suficientes camareros ofreciendo noodles, o platos con arroz, pero si esto no es suficiente, en cada parada tendremos otro gran abanico de opciones (fruta, galletas, bebidas, etc).

Otro tema importante es cómo comprar los billetes. No esperéis que hablen inglés en la taquilla, asi que es importante que alguien nos escriba en un papel Origen -> Destino, número de tren, tipo de asiento, fecha y hora. Las colas suelen ser bastante grandes y en ocasiones las mujeres se desesperan. No nos queda más remedio que jugar con la paciencia y una sonrisa si no queremos que nos echen de la cola.

Este es un billete de tren normal:

Ticket tren china

Es importante también tener escrito el nombre de las ciudades en chino y su provincia (Henan, Anhui, Shanxi, etc), ya que probablemente nuestra pronunciación no sea especialmente buena y hay ciudades con numbres muy similares (Longyan – Luoyan),  y podemos acabar en la otra punta del país!!!

Viajar en Nueva Zelanda (epílogo)

Como ya hemos comentado en otros artículos, parece que Nueva Zelanda es un país pequeño. Solo dos islas del tamaño de una cuarta parte de España, y cerca de 4 millones de personas, no debería ser gran complicación viajar!

Gran error!

Cuando alguien no ha pisado nunca este sitio y está acostumbrado a viajar por Europa o Estados Unidos, las cosas pueden resultar distintas en un principio, así que aquí va una guía rápida de cómo viajar por Nueva Zelanda.

Aunque pequeña, Nueva Zelanda ofrece muchas alternativas de viaje para todos aquellos con el tiempo suficiente. Si ahora alguien me pregunta cuánto tiempo sería el ideal, mi respuesta es clara: entre 2 y 3 meses.

¿Por dónde viajar?

Como siempre, las opciones son infinitas. Lo más sencillo y habitual entre los viajeros es llegar a Auckland y realizar un recorrido hacia el sur atravesando el centro de la isla hasta llegar a Wellington, donde se puede coger un ferry hacia Picton, en isla sur. Desde ahí recorrer la costa oeste hasta Queenstown y de ahí llegar a Christchurch. Una vez allí, o bien salir del país desde su aeropuerto internacional, o volver a Auckland en un vuelo nacional.
La otra alternativa es volar a Christchurch y realizar el mismo recorrido a la inversa (como ya veremos, este recorrido puede tener ciertas ventajas).

Un recorrido de ejemplo podría ser el siguiente:

– Auckland
– Whangarei y hacia arriba por la península Bay of Islands.
– Coromandel y Whitianga
– Waitomo
– Rotorua
– Taupo
– Wellington
– Picton / Nelson
– Greymouth
– Franz Josef
– Queenstown
– Milford Sound
– Queenstown de nuevo
– Dunedin
– Tekapo – Mt Cook
– Christchurch

Por supuesto, como decimos, todo depende del tiempo que tengáis y el estrés que queráis llevar. Hacer esa ruta en un mes se hace muy complicado, teniéndo paradas de 2 o 3 días máximo en cada sitio de forma que apenas da tiempo a disfrutar. Es muy cansado, estás todo el día en la carretera y en lugar de vacaciones relajadas lo que tienes es estrés!

Si tenéis poco tiempo, ¡lo mejor es que intentéis abarcar poco!

¿Cómo viajar?

Aquí es donde la cosa se pone divertida. De nuevo las opciones son múltiples y variadas.

– Autobuses: La red de autobuses es muy eficiente. Hay bastantes compañías en ambas islas. La empresa nacional y más cara es InterCity. Su competencia y opción ideal es la empresa online nakedbus.com. Sus tickets son siempre los más baratos y ofrecen recorridos entre prácticamente cualquier sitio.

– Pases de autobuses: Tanto Intercity como Nakedbus (como otras tantas), ofrecen pases flexibles para recorrer a nuestro antojo. En el caso de InterCity hay que comprar un número de horas de viaje. Con unas 60 horas debería ser suficiente para ambas islas y los precios rondan los NZD 600.
Nakedbus tiene el “Naked Passport”, más barato, y que funciona por número de viajes. Por NZD 150 ofrecen 5 viajes de cualquier recorrido, incluyendo el ferry entre islas, que comprado individualmente cuesta unos NZD 55 por persona.

– Kiwi Experience: Los tours de esta empresa son lo ideal si lo que buscas es fiesta a saco cada día. Suele ser la opción escogida por la gente más joven que sale de noche y duerme de día (en el autobús). Ofrecen varios tipos de pases desde NZD 600, donde van haciendo paradas y explicando cosas por el camino. El problema: ir en el autobús, bajar, hacer la foto y subir rápidamente para poder llegar a la siguiente ciudad. Personalmente no lo recomendaría si quieres tener un poco más de libertad, o no buscas un ambiente “demasiado fiestero”.

– Alquilar un coche: Se pueden conseguir coches de alquiler relativamente baratos. Incluyendo seguro puedes pagar aprox. 50NZD. Si pagas algo más, puedes conseguir uno suficientemente grande como para dormir en él. Obviamente esto te da la libertad que no tienes en los otros modos. A cambio es bastante más caro. Pero el poder parar en el punto de la carretera que tu quieres, o hacer un esfuerzo más y llegar al sitio que te apetece, no tiene precio.

– Comprar un coche / campervan: Sin duda la opción más recomendable si pensáis estar al menos dos meses. La libertad de tener un vehículo junto con el ahorro de no tener que pagar hostales. También las alquilan pero los precios suelen ser demasiado caros. Se puede comprar una campervan de segunda mano desde NZD 1500 en adelante, y ésta será vuestra casa durante las siguientes semanas. Los campings son muy baratos para cuando haga falta esa ducha o colada, eso si no encontráis los cientos de servicios públicos que hay en playas y parques. Y en los hostales permiten por una pequeña tasa, usar sus servicios sin necesidad de tener una habitación.
Como la mayoría de la gente empieza en Auckland y termina en Christchurch, todo el mundo intenta vender sus furgonetas en esta última, normalmente a precios ridículos con el famoso “ONO” (Or Nearest Offer). Por tanto si no os importa hacer el recorrido al revés, probablemente os ahorréis bastante dinero en la compra.
Un detalle importante antes de la compra es revisar dos factores imprescindibles del vehículo: Que haya pasado la última revisión y que no tenga deudas como multas y similares. ¡Aseguraos que está limpia antes de comprarla!

– Volar: Los vuelos domésticos no suelen ser muy caros, pero no es comparable con los precios de los autobuses. Salvo que tengáis muy pocos destinos en mente, no es una opción rentable.

– Auto-stop: La opción por antonomasia. Nueva Zelanda es el país más fácil para hacer auto-stop. Recorrer la isla sur de punta a punta puede ser cuestión de dos días máximo. Tiempos de entre 10 y 30 minutos en la mayoría de los sitios, y gente bastante amable con la que mantener una conversación.

Nuestro caso:
En nuestro caso hicimos una mezcla de varias cosas. Compramos un pase de Nakedbus de 5 viajes cada uno por 150 NZD, que empleamos en los viajes más largos, y el resto de recorridos los hicimos en auto-stop. En total gastamos en transportes unos 500 NZD para dos personas. ¡No está nada mal, eh!

Auckland to Christchuch trip

¿Dónde alojarse?

Las ofertas aquí son igualmente amplias, aunque vuestro presupuesto será el que decida una u otra cosa.
Asumiendo que no vais a ir a hoteles, podéis encontrar moteles de carretera por 100 – 120 NZD la noche, pero la joya de la corona en Nueva Zelanda son los hostales backpackers. Este país está plagado de ellos.

La mayoría de la gente duerme en dormitorios de entre 4 y 18 camas, donde los precios varían de entre 20 a 30 NZD por noche. Si dormís profundamente y no os importa compartir con otros tantos desconocidos probablemente sea lo mejor. Si viajáis en pareja las habitaciones dobles rondan los 60 NZD, quizá un poco más en las ciudades más turísticas.

El backpacker es reconocido por su mochila, y por su bolsa de comida. Dado que todos los hostales cuentan con una cocina, lo habitual es conseguir avituallamiento en el supermercado más próximo y meterlo en uno de los frigoríficos comunes con nuestro nombre en una etiqueta. En la cocina será donde además, iniciaremos nuestra vida social, ya que es donde se reúne el hostal para comer y beber.

La mayoría de los hostales pueden realizar por vosotros las reservas para las actividades a realizar en la zona, en muchos casos con importantes descuentos (Skydiving, rafting, etc…), o incluso reserva el siguiente hostal. ¿Por qué? Pues porque dependiendo del momento en el que estéis, las reservas de ciudad en ciudad, tanto de tickets como de hostales suele ser importante con varios días de antelación, sobre todo en la isla sur.

¿Qué hacer?

Como ya hemos dicho, Nueva Zelanda es el país perfecto para actividades de riesgo. En general son más baratas que en el resto del mundo, pero es algo que hay que presupuestar porque tiene su coste. Por ejemplo

  • Skydiving: En la isla norte es algo más barato que en la sur. Puede costar alrededor de los 260 NZD el salto en tandem
  • Rafting: Unos 150 NZD. Mejor en la isla norte
  • Kayaking: Mejor en la isla norte también: Unos 100 NZD por medio día
  • Bungy: Los saltos pueden ir desde 90 hasta 150 NZD depende la altura. Un salto de puenting recomendable es el Swing, que hace forma de columpio y después de la caida libre haces un arco de unso 100 metros.
  • Escalada: Se hacen tours por unos 150 NZD medio día.
  • Buceo: Unos 180 – 200 NZD por dos inmersines, incluido el alquiler de equipo
  • Trekkings guiados: Glaciares, rutas de montaña, etc… El precio suele depender. Los más sencillos unos 50 NZD, los tours de un día entero unos 160 NZD
  • Viaje a Milford Sound desde Queenstown: Unos 160 NZD

Obviamente también hay un montón de actividades gratuitas. Playas para relajarse, zonas termales abiertas al público, conciertos al aire libre, kayas y bicis libres en algunos hostales, etc… Lo ideal es combinar días de “bajo presupuesto” con días en los que gastas más dinero en alguna de las actividades de arriba.

En fin, esperamos que esta pequeña mini guía haya servido para haceros una idea de cómo viajar por este país. Al final lo que importa es que cada uno se haga su propio camino, pero si tiene algún truco, mejor que mejor!

Preparando el viaje (I)

102_5851

Un buen amigo que en breve iniciará una aventura similar a la nuestra, nos ha mandado un correo pidiéndonos consejo sobre cómo gestionamos nosotros algunas de las cosas fundamentales del viaje. Creemos que las respuestas pueden interesar a más de uno,  así que lo publicamos aquí. Para placer de todos ustedes.

1. Gestión de la información.

Datos:

Captación y archivo de imágenes y comentarios de las mismas. A través de blog,  friendfeed, Facebook, Twiter? Plataformas como minute.com? Vale la pena acarrear un notebook o similar? Que tipo de equipo recomendarías?

Hay que pensar que normalmente no tienes mucho tiempo para andar actualizando demasiadas cosas, y la gente que te siga tampoco quiere ver el contenido distribuido en 27 sitios distintos, por tanto conviene tenerlo todo más o menos junto en un solo sitio.

Si tienes intención de escribir vivencias, lugares o cosas así, recomiendo abrir un blog, aunque requiere sacrificio. Mientras el resto de la gente está durmiendo, probablemente tu estarás escribiendo tu próximo post. Facebook es casi obligatorio, ya que es la forma de mantener un contacto directo con la gente, sin embargo twitter lo veo m‡s prescindible, ya que requiere una conexión casi permanente.

En nuestro caso facebook es el nucleo de todo, todo lo que publicamos en el blog o en twitter, acaba saliendo en el perfil de facebook, que es donde más reach consigue. Por tanto hay que sincronizar tanto el blog como la cuenta del pajarito para que modifique automáticamente el estado. El problema es que la gente empieza a dejar más comentarios en el propio FB que en el blog!

En caso de querer escribir, hacer fotos y demás, entonces tener un portátil es bastante recomendable. Un netbook pequeñito de 400€ debería ser suficiente. Buena capacidad de batería y disco duro para guardar todas las fotos. Recomiendo también usar algœn servicio de backup online por si acaso tipo dropbox.com. También un pequeño disco duro portátil de 200 – 300Gb para una segunda copia de seguridad. Recuerda, el enemigo es el peso. Un mini pendrive de 500Mb – 1Gb te puede ser útil en determinados momentos.

Respecto al resto de plataformas, doppler, minube, otras redes sociales, etc… al final hacen que tengas que estar todo el rato conectado, y aunque está muy bien, cada minuto que pasas delante del ordenador, es un minuto que no estás viajando, así que tu eliges! La verdad es que es una pena llegar a un hostal y ver a toda la gente con sus portátiles sin hablar entre ellos!

Para fotos, si tienes intención de hacer fotos profesionales o semi-profesionales, una cuenta pro de flickr. Sin límite de subida y relativamente barata. Si es simplemente para subir fotos normales, usa picasa, te ayudará a gestionar las fotos y subirlas a internet.

Voz:

Conversación teléfono móvil a través de Skype? Acarrear cámara de fotos o integrada en teléfono móvil? Que tipo de equipo recomendarías, iphone?

NADA DE MÓVIL. De hecho, incluso recomiendo cancelar los SMS al salir de España. Recuerda que cada SMS de publicidad que te llegue, será por roaming y por tanto tendrás que pagar. El teléfono solo para emergencias, y si es de prepago, mejor. Todo por skype. Si vas a cybercafes todos estarán preparados para ello. Si tienes tu propio netbook, ya vienen todos con cámara y micro incorporado.

Eso si, el móvil que esté liberado. Si estás más de 1 mes en un país, te será muy útil comprar una SIM. Con ella podrás llamar a hostales, actividades o gente que conozcas sin que te destrocen el presupuesto.

Como móvil, un iphone crackeado es MUY ÚTIL por la cantidad de aplicaciones que puedes instalar. Traductores automáticos, GPS, fotos rápidas (aunque malas), wifi, etc… También te vale un nokia decente, o uno de los nuevos que vengan con android. Sin embargo, si quieres hacer fotos más o menos decentes, necesitarás un aparato aparte.

¿Fotos profesionales? Prepárate para llevarte una cámara reflex con al menos, un par de objetivos. Con el peso y espacio que ello conlleva.
¿Semi profesionales? Canon G11. Unos 400€, y resultados impecables. Por 600€ puedes tener incluso la carcasa subacuática.
¿Fotos para el álbum? Cualquiera que sea pequeña y ligera, que se cargue rápido y que la lente sea decente.

2. Equipaje. ¿Peso máximo recomendado? ¿Cosas que no pueden faltar?

El truco es: Deja todo lo que consideres imprescindible encima de la cama antes de hacer la maleta, y entonces y solo entonces, quita la mitad.

Lo suyo es llevar una mochila grande, de unos 70 litros (mejor que maleta con ruedas si vas por Asia), y un daypack, o mochila pequeña. Venden algunas en “pack” que puedes acoplar la mochila pequeña a la grande y así no ir con mochila delante y detrás. El daypack es imprescindible, para subir al avión cosas como cámaras, portatiles y demás, y para las pequeñas excursiones que harás de dos o tres días. Es œtil que el daypack sea relativamente grande, así puedes hacer excursiones más largas con una mochila más pequeña y ligera, cosa que es increiblemente útil. Dejas la mochila grande en un “campamento base”, y te vas con la pequeña, con mudas para 2 o 3 días y vas lavando.

Peso máximo: Lo que puedas cargar. Recomiendo que en total no sobrepase los 13 – 15 Kg. Si puedes, lleva poca ropa y cómprala allí donde vayas. En general en Asia la ropa es muy barata y está más adaptada al clima.

Llevar imprescindible: Un botiquín pequeño con cosas básicas y algo de antibióticos. Consigue malarone para la malaria. Toda la electrónica y lo que ello conlleva (Cargadores, bolsas, etc…). Antimosquitos y crema de buen factor solar. Gafas de sol y algo que te cubra la cabeza. Cualquier tipo de gorro te vale.
De abrigo, no te pases, con un polar northface o similares, que sea además waterproof será suficiente. Intenta conseguir una funda de agua para la mochila.
Candados para la mochila, y si puedes conseguir una red de metal, aunque pesada, te puede ser muy útil en hostales con habitaciones compartidas.
Ah! Un cinturón para el dinero / documentación nunca viene mal. Casi todo el mundo ya sabe que está ahi, pero al menos es un acceso más complicado para pickpockets :)

3. Gestión del dinero. ¿Cantidad en metálico? ¿Tipo de Tarjeta?  ¿Entidad bancaria para residir en el sudeste asiático?

En estos momentos no tiene mucho sentido llevar demasiado dinero en metálico. Es inseguro, y las comisiones por sacar de cajero internacional cada vez son m‡s parecidas a las de cambio de moneda. En cualquier caso siempre está bien llevar algo de euros por si acaso, no más de 500 – 600.

Cualquier entidad bancaria te sirve, que te provea de una tarjeta de débito y una de crédito visa, y que tenga banca online (Tu amigo diario a partir de ahora). Todo lo que puedas con tarjeta, la comisión es la m’nima. A ser posible, hazte amigo de tu cajero y consigue su mail. Así, cuando alguien te cargue de más, o tengas problemas, será rápido hacer gestiones. Por ejemplo, a nosotros nos cargaron de más un alquiler de coche en USA, y al tener el contacto directo del banco fué más sencillo reclamar el pago.

En caso de residir durante más tiempo, entonces recomiendo una entidad internacional. Citibank y HSBC son las que m‡s sucursales tienen alrededor, pero ya depende de las comisiones y requisitos (en algunos casos debes ser residente). En USA, bank of america tiene las comisiones más bajas (vamos, ninguna comisión).

4. ¿Posibles tareas para financiar el viaje itinerante?

Esto depende completamente de tus habilidades y qué puedas hacer. Aquí van algunas ideas:

  • Profesor de idiomas: Lo más habitual es el inglés, pero para los españolitos es complicado, ya que suelen pedir que seas nativo o al menos tengas el TOEFL. Sin embargo en algunos sitios se puede enseñar español.
  • Barista, barman, camarero y similares: Esto es internacional. Pagan mal, trabajas mucho, pero ya sabes… “si es gratis… yo bebo si es gratis…”
  • Buceo: Por unos 1000€ puedes pasar de no bucear en la vida a ser “divemaster”, el primer paso dentro de la carrera profesional bajo el agua. Siendo divemaster, los centros te contratan como guía subacuático. No está muy bien pagado, pero buceas gratis, conoces gente y en algunos sitios está incluido el alojamiento y la comida.
  • Granjero: WWOF es una organización de granjeros orgánicos por todo el mundo, que ofrecen a quien le interese alojamiento y comida a cambio de unas pocas horas diarias ayudando en las tareas de la granja.
  • Trabajar de lo tuyo! Las opciones son infinitas. Puedes llegar a un hostal y proponerles un plan de marketing, o gestionarles la contabilidad, o ayudarles a definir procesos… En general en Asia son bastante receptivos a los profesionales cualificados europeos. Saben que tenemos buena preparación y en general, confían en nosotros. Es cuestión de echarle un poco de morro y darle caña!
  • Vivir del viaje: Si haces fotos, escribes artículos, y generas una comunidad online suficientemente grande, puede que incluso puedas vivir de ello. Con suficientes visitas en tu blog, algo de publicidad te podría dar dinero. Si tus fotos son buenas, podrías intentar venderlas en alguna colección de stock (age fotostock o easyfoto).

5. (Esta la pongo yo). Algunos consejos más

  • Relax. Quizá lo más complicado es cambiar nuestro chip occidental de estar todo el día activo al modo “viaje”. Si las cosas no salen, no pasa nada. Go with the flow.
  • He dicho ya, relax?
  • Conoce gente, allí donde vayas. Todo el mundo puede aportar algo, lugares donde ir, experiencias, o simplemente una buena conversación. Viajar no es tanto de los lugares, como de lo que vives en ellos con la gente a tu alrededor. Intenta evitar tours demasiado organizados de “saltar del autobœs – hacer foto – volver al autobœs”.
  • Una forma de conocer gente, y hacer lo que los “locales” hacen, ahorrando además un poco de dinero por el camino, es Couchsurfing.com, la web donde puedes buscar gente local que te aloje en su casa. Es una maravilla tener conversaciones con gente que vive en el lugar que visitas, y poder intercambiar experiencias y cultura. Nosotros siempre hacemos una tortilla y pan con tomate allí donde vamos!
  • Es conveniente trazar un plan, pero que no sea demasiado estricto. Lo mejor es dejar que tus pasos te vayan guiando. Un día conocerás a alguien que te hablará de un pequeño pueblo que se sale de tu ruta, irás para allí, te encantará y estarás más días de lo pensado, luego conocerás a otra gente y viajarás con ellos en una furgoneta y acabarás rompiendo por completo tus planes. Eso es viajar: Improvisación buscando los buenos momentos. Eso si, recuerda que los aviones no esperan!
  • Si quieres estar viajando durante un tiempo, y no vas a tener ingresos, es conveniente que vigiles tu economía. No te prives de nada, pero controla tus gastos y conoce tus límites. Controla cual es tu presupuesto para alojamiento, cual para comidas, compras, viajes, y sobre todo: imprevistos. Lo más fácil suele ser tener un presupuesto diario adaptado a cada pa’s. Por ejemplo, en Tailandia con 20€ al día puedes vivir bastante bien (menos si vas a dormitorios backpackers o haces couchsurfing). Malasia quizá 25. Japón no bajaría de los 40 – 50, Nueva Zelanda podría hacerse con 40€, siempre y cuando no hagas demasiadas actividades “extra”.
  • Ah, y relax!

En fin, espero que os hayamos respondido, si tenéis más dudas, a los comentarios!