Ponte guapa en Chiang Mai!

Chiang Mai (1 de 2)

Cada cierto tiempo es necesario hacer un corte en el pelo, y como estoy en Tailandia, pues ha tocado aquí!

Debo decir que aunque me encanta probar los servicios de estética, masajes etc. de cualquier lugar que visito, en más de una vez el tema del corte de pelo me ha salido un poco rana: una vez en Vietnam me lo dejaron demasiado corto, y me cortaron “flequillo”… Esto generalmente se debe no tanto a la profesionalidad del peluquero, sino a la capacidad de entendimiento del inglés que tenga! Es por eso que lo ideal es tirar por el lado conservador. Por suerte esta vez ha salido bien: pelo por encima del hombro, escalado, lo normal vaya!

Chiang Mai (2 de 2)Pero de una u otra forma, vivir la experiencia de “ir a la Pelu” en Asia, es particular a la vez que divertido: primero entras en la pelu, y todas las tailandesas te miran con curiosidad, y con una gran sonrisa. Una vez les has comunicado en inglés, con señas y con lo que se te ocurra, lo que quieres hacer con tu pelo, te pasan a lavar. Tenéis que saber que los asiáticos son más inteligentes que nosotros en cuanto a la técnica de lavado que utilizan: No te sientan en una silla y te retuercen la nuca clavándotela en la pica, hasta que por fin tu pelo cuelga sobre la pica, no! Aquí te tumban en un asiento-camilla, tu cabeza no cuelga, sino que permanece cómodamente en la parte final de la camilla, y tu pelo cae en la pica. Eso es confort!
Tras varias experiencias, se que en Asia en general y en Chiang Mai en particular, por alguna razón te lavan el pelo 3 veces! (no me queda claro para que tantas veces, me lavo el pelo cada día!). Eso sí, cada lavado lo realizan en condiciones, incluyendo cuero cabelludo, pelo y orejas (insisto 3 veces! Las orejas las tengo relucientes!). Pero no solo te frotan la cabeza, sino que además añaden toda una sesión de masaje por nuca y cabeza ( 3 veces, claro!). Finalmente te aplican el acondicionador, que en mi caso es muy necesario, debido a mis rizos, con un masajito de despedida. Que las peluqueras españolas me perdonen, pero esto es servicio! Que les costaría masajearte un poco la cabeza cuando te lavan? No es necesario que estén media hora, sólo que te laven la cabeza con cariño y un masajito!

Después de esta experiencia tan agradable para todos los sentidos, te sientan, te cortan el pelo como tu has elegido: generalmente utilizan el sistema de mirar en una o varias revistas el corte de pelo que te gusta. Eso es muy cómodo, cuando no sabes cómo explicar que quieres que te escalen el pelo, por ejemplo! La peluquera va cortando, va preguntando si está bien o más corto, y finalmente consigues el corte que querías :)

Lástima que estemos en temporada de lluvias, y el peinado liso se me haya ido al traste! Por todo lo demás, la experiencia valió la pena!

Y nos vamos a meditar

Después de dejar al contingente pucelano-catalán de vuelta para Barcelona, nos hemos quedado unos días en Bangkok escribiendo artículos, arreglando fotos, y sobre todo, preparándonos para nuestro siguiente reto. Aguantar los 11 días de meditación que tenemos por delante.

Un poco de explicación de qué es lo que vamos a hacer: Nos disponemos a hacer un curso de meditación Vipassana, que consiste en un retiro de diez días donde el objetivo es aprender esta técnica para después utilizarla el resto de nuestras vidas.

Como no hay nadie que lo explique mejor que ellos, copio de su página web:

Vipassana, que significa ver las cosas tal como realmente son, es una de las técnicas más antiguas de meditación de la India. Fue redescubierta por  Gotama el Buda hace mas de 2.500 años y fue enseñada por él como un remedio universal para  males universales,  es decir, como un arte:  El arte de vivir.

Esta  técnica no sectaria tiene por objetivos la total erradicación de las impurezas mentales, y la resultante felicidad suprema de la completa liberación. La curación, no meramente la curación de las enfermedades, sino la curación esencial del sufrimiento humano, es su propósito.

Vipassana es un sendero de auto-transformación mediante la auto-observación. Se concentra en la profunda interconexión entre mente y  cuerpo, la cual puede ser experimentada de manera directa, por medio la atención disciplinada dirigida a las sensaciones físicas que forman la vida del cuerpo, y que continuamente se interconectan con la vida de la mente y la condicionan. Es este viaje de autoexploración a las raíces comunes de cuerpo y mente, basado en la observación,  disuelve la impureza mental, produciendo una mente equilibrada, llena de amor y compasión.

Las leyes científicas que operan en nuestras  sensaciones, sentimientos, pensamientos y  juicios llegan a  hacerse evidentes. Mediante la experiencia directa, se comprende la naturaleza de como uno crece o decrece, de como uno produce sufrimiento o se libera de él. La vida se va caracterizando por una intensificación de la conciencia, por la ausencia de engaño, por el auto-control y la paz.

En general, durante 10 días estaremos en voto de silencio, sin conexión con el mundo “real”, sin internet, teléfono u otro tipo de contacto. El objetivo: Acallar la voz interior para llegar a escucharnos a nosotros mismos. Si conseguimos esto durante estos días, ya habremos cumplido el objetivo.

Es un curso duro, sin ningún tipo de lujo. Con camas muy austeras y almohadas de madera. Comida vegana y muchas, muchas horas de meditación. Este es el horario que seguiremos:

04:00 am
Llamada
04:30 am
06:30 am
Meditación en la Sala o en la habitación
06:30 am
08:00 am
Desayuno y descanso
08:00 am
09:00 am
MEDITACION EN GRUPO EN LA SALA
09:00 am
06:00 am
Meditación en la Sala o en la habitación según las instrucciones del profesor
11:00 am
12:00 am
Comida
12:00 am
01:00 pm
Descanso y entrevista con el profesor
01:00 pm
02:30 pm
Meditación en la Sala o en la habitación
02:30 pm
03:30 pm
MEDITACION EN GRUPO EN LA SALA
03:30 pm
05:00 pm
Meditación en la Sala o en la habitación según las instrucciones del profesor
05:00 pm
06:00 pm
Merienda y descanso
06:00 pm
07:00 pm
MEDITACION EN GRUPO EN LA SALA
07:00 pm
08:15 pm
Charla del Maestro en la Sala
08:15 pm
09:00 pm
MEDITACION EN GRUPO EN LA SALA
09:00 pm
09:30 pm
Preguntas en la Sala
09:30 pm
Acostarse. Se apagan las luces

En fin, que será una experiencia dura, pero seguro que muy interesante. Al salir del retiro escribiremos una serie de conclusiones con los resultados de la vivencia.

Hasta entonces… ¡Nos vemos a mitades de agosto!

Chatuchak, el paraiso de las compras!

Chatuchak market (3 de 5)

Durante nuestro breve pero intenso paso por la ciudad de Bangkok, por primera vez conseguimos viajar a la ciudad en fin de semana y coincidir con el famoso Weekend Market!

Chatuchak market (4 de 5)El Weekend Market, localmente llamado Chatuchak Market, es la locura de las compras que toda mujer podría desear: es un compendio de tiendas, tiendecitas, puestos cutres, puestos pijos, al aire libre, bajo cubierto, y puestos de comida, todo ello a la vez!. Lo más sorprendente de todo es que hay tenderetes de tiendas que se encuentran en el downtown de Bangkok, en la zona alta de la ciudad, que venden los mismos productos pero con descuentos interesantes.

Chatuchak market (2 de 5)Consta de aproximadamente unos 10.000 comercios (del tipo que sean), y comprende artículos de lo siguiente: ropa (tanto copias como originales), productos decorativos y de arte (incluyendo galerías de arte!), antigüedades antiguas (y antugüedades nuevas)*, libros, instrumentos de música jardinería, y productos étnicos locales. Y por supuesto comida!

El mercado está dividido por secciones, pero  la práctica da igual, porque de una u otra manera te acabas perdiendo por el laberinto de pasillos y más pasillos.

Chatuchak market (5 de 5)Para los que les apetezca irse de compras por Bangkok, os adjunto un mapa del mercado.
Horarios: Sabados y Domingos de 9 a 18h.
Cajeros: si hay, en las entradas del mercado.
Acceso por Bus, Metro (MRT) -parada Kamphaengpetch Station, y Sky Train (BTS) -paradas Sapan Khwai y Morchit Station.
Parking: capacidad para 1500 coches, gratis y abierto desde las 5 hasta las 00h.

Chatuchak market (1 de 5)

* Nota: En Tailandia no se permite la compra de ciertas antigüedades, que puedan representar parte del patrimonio nacional. Y el resto de las antigüedades (reales) están sujetas a una tasa de exportación. Por tanto la solución es comprar copias de antigüedades, o lo que ellos denominan “antigüedades nuevas”, o de nueva creación.

Tailandia muy rápido muy rápido

Escribimos un post rápido para dar cuenta de nuestros últimos días, que han sido “de carretera”, aunque no tan estresantes como podría pensarse en un principio.

El día 14 salimos de Kuala Lumpur, donde estuvimos con nuestro amigo Daniel, en dirección a Hua Hin, donde pasamos varios días con gente de couchsurfing (Pink, Meredith, Jackie y Erin). Ahí estuvimos 3 días, para coger un autobús a Bangkok, e inmediatamente un tren hacia el norte, a Chiang Mai. El mismo 19, salimos de Chiang Mai para llegar a Chiang Rai, a unas tres horas de la anteior, más al norte del pais  y de donde cogeremos mañana otro autobús a Chiang Khong, la ciudad fronteriza para pasar a Laos.

Si, ha sido Tailandia de sur a norte en 5 días, pero ha merecido la pena (no pasa nada, en agosto volvemos, y con visado de 2 meses!).

¿Cómo funcionan los trenes por esta zona? Pues la verdad, no tienen nada que envidiar al sistema europeo. El transporte en tren es muy barato, seguro y eficiente (aunque es probable que hay algún retraso, asi que armaos de paciencia).

Por ejemplo, para ir desde Kuala Lumpur hasta Bangkok, hay dos opciones. Cruzar la frontera en Padang Besar, o en Buttersworth. En ambas ciudades hay que bajarse del tren, sellar la salida de Malasia (muy importante!), y sellar la entrada en Tailandia, para después coger el mismo tren (o otro) que nos lleva hasta Bangkok. En nuestro caso cogimos un tren nocturno desde Kuala Lumpur hasta Padang Besar. Estuvimos trabajando desde un cyber todo el día, y por la tarde cogimos otro tren nocturno hasta Hua Hin (a 3 horas al sur de Bangkok).

Los trenes son geniales. Si decidís coger primera clase, tendréis un compartimento de dos camas para vosotros solos. Con grifo, toallas y todas las comodidades. Si preferís la opción normal, segunda clase, veréis que todas las camas están dispuestas paralelas a lo largo del tren, sin separación por compartimentos, y cada cama tiene su propia cortina para crearte tu mini habitación. Veréis que las literas de abajo son ligeramente más caras que las superiores. Esto no es por el coñazo de tener que subir, sino porque las camas son bastante más anchas y cómodas, y merece la pena.

Para dentro de Malasia, podéis comprar los billetes online en la KTMB, para los trenes en Tailandia es un poco más complicado y lo suyo es comprarlos desde cualquier oficina, aunque podéis ver las rutas y precios en la web, State Railway of Thailand.
Recomiendo coger los billetes con 2 o 3 días de antelación para poder conseguir las literas de abajo, y si váis un grupo grande, poder estar juntos. Si lleváis objetos de valor, una red metálica para las mochilas no vendrá nada mal, y un antifaz para dormir y unos tapones os vendrán muy bien si sois de despertar fácil.

En fin, que estos trenes no tienen nada que envidiar a la renfe, a pesar de estar ahi desde la ocupación británica.