Arquitectura Balinesa

Ubud-9La casa tradicional balinesa se basa en un sistema de diseño que se ajusta al “adat” (el derecho consuetudinario y la costumbre). Consiste en un terreno relativamente grande donde, a medida que va pasando el tiempo, se van construyendo diferentes casas o pabellones, donde los miembros de la familia viven. En un complejo familiar balinés es normal encontrar hasta 3 generaciones viviendo conjuntamente, y cada uno de los miembros adopta un rol, viven y se sostienen conjuntamente.

No es fácil darse cuenta de este sistema de hogar en áreas como la de Kuta, donde todas las fachadas están repletas de tiendas y tenderetes. En áreas más rurales, en el mismo Ubud, y de hecho o de cualquier lugar fuera de la escena turística, los complejos familiares balineses son más fáciles de ver y entender.

Todas y cada una de las aldeas de Bali están asentadas en base a una dirección (la dirección balinesa). Si preguntas direcciones a los locales a menudo utilizarán las palabras “kaja” y “kelod”, relacionadas con el Gunung Agung, el monte más elevado de Bali, y también el lugar más sagrado. “Kaja” significa “frente a la montaña”(el Gunung Agung), mientras que “kelod” significa “frente al mar”. Estas palabras son importantes para el diseño de un complejo familiar. Ello significa que kaja y kelod son términos relativos. Por ejemplo, en Seminyak (situado en el suroeste de la isla) kaja es Noreste y kelod Suroeste. En Lovina (situado al Norte), kaja es Sureste y kelod es el Norte. De todos modos, no se toman las direcciones demasiado estrictamente sinó que es una apreciación aproximada.

Dado que todos los complejos del pueblo se encuentran en una línea kaja-kelod las otras dos direcciones se llaman Kangin y kauh, que significan “donde nace el sol” y “donde se pone el sol. Como Bali está situada a tan sólo 8 grados por debajo del ecuador, ello significa que el sol se eleva exactamente al este y se pone exactamente por el oeste.

living in Ubud-3

El complejo familiar balinés cuenta con un muro perimetral rectangular y varias estructuras o edificios importantes, cada uno de ellos cuidadosamente establecidos. El primer paso en la construcción de un nuevo complejo es consultar un calendario balinés para elegir un día propicio para comprar el terreno e iniciar los trabajos de construcción. Un ladrillo ceremonial se envolverá en una tela blanca y se rociará con agua bendita. Estos ladrillos serán luego enterrados en cada uno de los edificios para traer buena suerte.

Los balineses creen que el complejo familiar refleja el cuerpo humano, es por eso que el cabeza de familia tendrá que consultar a un maestro de obras llamado “Undagi”, quién le tomará una serie de medidas de su cuerpo para la construcción del nuevo complejo. Estas medidas se derivan de los textos antiguos y entrañan cierta dificultad para los no expertos. Entre ellas, se incluye la medición de la distancia desde la punta del dedo corazón hasta el codo, el ancho de la palma de la mano con el pulgar extendido, y la extensión que comprende desde las puntas de los dedos de una mano hasta la otra con los brazos extendidos. Lo que se deduce de esto es que un hombre alto y corpulento obtendrá un permiso para comprar un terreno grande, mientras que un hombre de estatura baja tendrá un permiso para un terreno más reducido.

Los balineses tienen una unidad de medida propia, denominada “depa Asti Musti”. Con ella se determinará el tamaño del compuesto. Una vez construcción se ha completado, se realizará una ceremonia llamada “Melaspas” para dar vida al ediicio.

Siguiendo con la referencia el cuerpo, el Kaja será la parte superior del complejo, que se considera la más importante y representa la cabeza. Aquí es donde se encuentra el “Daja Bala” o dormitorio principal, donde duerme el cabeza de familia. El templo de la familia, que es el santuario principal dedicada a las almas de los antepasados, siempre se encuentra en la esquina kaja-Kangin: hacia Gunung Agung y el primero en ver la luz del día (es decir, hacia la montaña y orientado hacia el este).

En el centro del complejo se encuentra un espacio abierto que representa el ombligo, y a cada lado de este se encuentran dos estructuras al aire libre con techos de bambú y paja “alang-alang”. El ‘Duah Bala’ o pabellón de invitados, se encuentra paralelo a la pared Kuah (oeste); y el ‘Dangin Bala’ o pabellón ceremonial se encuentra paralelo a la pared Kangin (este). Ambos representan los brazos del cuerpo.

living in Ubud-4

Las dos estructuras más cercanas al lado kelod (hacia el mar) del compuesto son los “Paon” que es la cocina, y el “Lumbung” o granero de arroz o zona de almacenamiento. Estos representan las piernas y los pies. Fuera de la pared kelod se encuentra el vertedero de basura y la pocilga, que representan el ano.

Este sistema tradicional de construcción de hogares familiares es un ejemplo más de la interactuación balinesa con la naturaleza.

Ubud-4

Tradicionalmente, si un hombre se casa antes de salir de casa (antes de construir su propia casa), ello significa que se ha casado en casa de sus padres y por ello se mudará con su esposa a la misma casa. Ello implica la construcción adicional de nuevas estructuras en el complejo, para acoger a los nuevos miembros de la casa (es decir, los recién casados). Por norma generalmente conviven tres generaciones juntas en un mismo complejo. Si la pareja de recién casados no tiene fondos para construir una casa independiente, seguirán viviendo con los padres del marido (en la casa principal).

Tradicionalmente la mayoría de los balineses se casan con gente de la comunidad local. Pero la vida moderna les complica la vida y sus tradiciones, especialmente si un hombre del oeste de Bali trabaja en Kuta (sur) y se casa con una chica del este de Bali. La realidad es que ella no verá mucho a su familia, a esto añadido los inmigrantes indonesios de Java, Sumatra y las otras islas, que no comparten al 100% estas tradiciones.

living in Ubud-8
Algunos de estos complejos han dedicado su zona de invitados a crear una pequeña “guest house”, que fuera del concepto de hotel, se traduciría literalmente “casa de invitados”. Es en uno de estos lugares donde hemos pasado un mes y medio en Ubud, compartiendo algunas de sus ceremonias, tradiciones, y vida familiar.

Deja un comentario