Komodo, Buceo y dragones

Dragones de Komodo

Entre Lombok y Flores, en Indonesia, se encuentra un pequeño grupo de islas conocidas como el archipiélago y parque nacional de Komodo. Nombre tomado por la mayor de estas islas, la isla de Komodo, aunque hay otras, como Rinca, así como otros islotes más pequeños.

Esta isla también ha dado nombre a su especie más popular. El dragón de Komodo. Un lagarto que puede llegar a los 5 metros y 50 Kg, y que es capaz de devorar en un plumazo un bufalo de 40Kg en un solo día.

A finales de octubre volamos desde Denpasar Bali hasta Labuanbajo, la ciudad principal al oeste de Flores. Ahi embarcamos en el Blue Dragon, un crucero “vida a bordo” en el que viviríamos los siguientes cinco días.

Un vida a bordo suele ser una experiencia única, y a la vez tremendamente cansada. Cuatro inmersiones al día alrededor de los mejores sitios de buceo del parque Nacional de Komodo, incluyendo Crystal Rock, Castle Rock y por supuesto, Manta Point. Ahí pudimos avistar más de 15 mantas, y alguna estuvo muy muy cerca, aquí tenéis la prueba:

El horario fue bastante agotador. A las 6:30 arriba para la primera inmersión. Una hora y media después, el desayuno en condiciones, para inmediatamente después volver al agua. Después un ligero descanso y siesta, comida, y al agua otra vez a eso de las 2 de la tarde. Y por si fuera poco, a las 18:30, nocturna, para descubrir otra de las maravillas de este parque. No las enormes mantas sino el mundo “macro” de los caballitos de mar, peces pipa, cangrejos, gambas, langostas y un montón de coral alrededor.

Pero como no todo iba a ser bucear, en el último día nos introducimos en la isla de Rinca, donde pudimos avistar un grupo de dragones de Komodo. Después de un trekking bastante ligero, de menos de una hora, vimos cómo un par de machos se peleaban por quién se comía una rata.

Komodo es sin duda un paraíso olvidado, tanto por encima como por debajo del agua. Visitar sus islas es como transportarse miles de años al pasado, y sus impolutos corales de miles de colores, hacen que nuestras ciudades parezcan juguetes en comparación con sus colonias.

Si bien viajar por Indonesia no es fácil, es una experiencia única que seguro merece la pena para cualquier buceador.

2 Responses to “Komodo, Buceo y dragones”

  1. Alejandro Says:

    Este video es realmente impresionante, asi como el majestuoso “navegar” de las mantas.
    Precioso.
    Una experiencia unica. Suerte que aun quedan algunos “paraisos” casi sin contaminar por la llamada civilizacion.
    … Y a seguir deleitandonos, (y de paso ponernos los dientes largos), a los que no tenemos la suerte de estar por esos paraisos.

  2. Alejandro Says:

    Son muy comunes los dragones de Komodo? Que poblacion hay de ellos?. Que tal se llevan con los “hombres”?,… porque si son capaces de tragarse un bufalo de 40kg. de una tacada, no veas lo que le pueden hacer a un turista despistado que vaya a acariciarlo.
    Son mansos o se cabrean como los volcanes de la zona?.
    Saludos

Deja un comentario