Y nos vamos a meditar

Después de dejar al contingente pucelano-catalán de vuelta para Barcelona, nos hemos quedado unos días en Bangkok escribiendo artículos, arreglando fotos, y sobre todo, preparándonos para nuestro siguiente reto. Aguantar los 11 días de meditación que tenemos por delante.

Un poco de explicación de qué es lo que vamos a hacer: Nos disponemos a hacer un curso de meditación Vipassana, que consiste en un retiro de diez días donde el objetivo es aprender esta técnica para después utilizarla el resto de nuestras vidas.

Como no hay nadie que lo explique mejor que ellos, copio de su página web:

Vipassana, que significa ver las cosas tal como realmente son, es una de las técnicas más antiguas de meditación de la India. Fue redescubierta por  Gotama el Buda hace mas de 2.500 años y fue enseñada por él como un remedio universal para  males universales,  es decir, como un arte:  El arte de vivir.

Esta  técnica no sectaria tiene por objetivos la total erradicación de las impurezas mentales, y la resultante felicidad suprema de la completa liberación. La curación, no meramente la curación de las enfermedades, sino la curación esencial del sufrimiento humano, es su propósito.

Vipassana es un sendero de auto-transformación mediante la auto-observación. Se concentra en la profunda interconexión entre mente y  cuerpo, la cual puede ser experimentada de manera directa, por medio la atención disciplinada dirigida a las sensaciones físicas que forman la vida del cuerpo, y que continuamente se interconectan con la vida de la mente y la condicionan. Es este viaje de autoexploración a las raíces comunes de cuerpo y mente, basado en la observación,  disuelve la impureza mental, produciendo una mente equilibrada, llena de amor y compasión.

Las leyes científicas que operan en nuestras  sensaciones, sentimientos, pensamientos y  juicios llegan a  hacerse evidentes. Mediante la experiencia directa, se comprende la naturaleza de como uno crece o decrece, de como uno produce sufrimiento o se libera de él. La vida se va caracterizando por una intensificación de la conciencia, por la ausencia de engaño, por el auto-control y la paz.

En general, durante 10 días estaremos en voto de silencio, sin conexión con el mundo “real”, sin internet, teléfono u otro tipo de contacto. El objetivo: Acallar la voz interior para llegar a escucharnos a nosotros mismos. Si conseguimos esto durante estos días, ya habremos cumplido el objetivo.

Es un curso duro, sin ningún tipo de lujo. Con camas muy austeras y almohadas de madera. Comida vegana y muchas, muchas horas de meditación. Este es el horario que seguiremos:

04:00 am
Llamada
04:30 am
06:30 am
Meditación en la Sala o en la habitación
06:30 am
08:00 am
Desayuno y descanso
08:00 am
09:00 am
MEDITACION EN GRUPO EN LA SALA
09:00 am
06:00 am
Meditación en la Sala o en la habitación según las instrucciones del profesor
11:00 am
12:00 am
Comida
12:00 am
01:00 pm
Descanso y entrevista con el profesor
01:00 pm
02:30 pm
Meditación en la Sala o en la habitación
02:30 pm
03:30 pm
MEDITACION EN GRUPO EN LA SALA
03:30 pm
05:00 pm
Meditación en la Sala o en la habitación según las instrucciones del profesor
05:00 pm
06:00 pm
Merienda y descanso
06:00 pm
07:00 pm
MEDITACION EN GRUPO EN LA SALA
07:00 pm
08:15 pm
Charla del Maestro en la Sala
08:15 pm
09:00 pm
MEDITACION EN GRUPO EN LA SALA
09:00 pm
09:30 pm
Preguntas en la Sala
09:30 pm
Acostarse. Se apagan las luces

En fin, que será una experiencia dura, pero seguro que muy interesante. Al salir del retiro escribiremos una serie de conclusiones con los resultados de la vivencia.

Hasta entonces… ¡Nos vemos a mitades de agosto!

Deja un comentario